0%
Combate la obesidad infantil Combate la obesidad infantil

Muchas veces escuchamos que la obesidad infantil está en crecimiento, pero, ¿de verdad nos importa? ¿Ponemos atención a nuestros pequeños para que no la padezcan? Abordemos este tema y alejémoslos de enfermedades mortales.

¿En qué consiste la obesidad infantil?

Ya hemos hablado de cómo la obesidad y el sobrepeso son sumamente dañinos para todos nosotros, pero al tratarse de personas que apenas están desarrollando su cuerpo, puede ser aún más perjudicial en muchos sentidos.

Los problemas que trae consigo la obesidad, eran considerados exclusivos de los adultos; sin embargo en los últimos años se ha notado un aumento preocupante de diabetes, presión arterial alta y colesterol alto en los infantes.

La obesidad infantil no es muy distinta a lo que conocemos en los adultos ya que consta de tener un peso por encima del normal para la edad y estatura correspondiente.

¿Cuál es el peligro de que mi hij@ padezca obesidad infantil?

Es muy común que si los padres padecen obesidad, el hijo también cuente con ella; sin embargo es mucho más peligroso para el niño debido a que su cuerpo no ha terminado de formarse.

Algunos de los graves problemas que puede enfrentar son:

  • Fractura de huesos: Los niños obesos tienen más probabilidades de sufrir quebraduras de huesos que los niños con un peso normal.
  • Asma
  • Diabetes tipo 2: Afectando la forma en que su cuerpo recibe el azúcar, que sabemos, es común entre los niños.
  • Síndrome metabólico: Ya hemos hablado de este tema y puedes conocer más aquí.
  • Colesterol alto y presión arterial alta: Haciendo que las arterias se estrechen y se endurezcan, lo que podría conducir a un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular en el futuro.
  • Trastornos del sueño: La apnea obstructiva del sueño es un trastorno potencialmente grave en el que la respiración de un niño se detiene y vuelve a comenzar repetidamente durante el sueño.
  • Enfermedad del hígado graso no alcohólico (NAFLD): Genera daño hepático.

Y también entra el daño psicológico, en el que el pequeño puede sufrir de baja autoestima, depresión, ser objeto de intimidaciones y derivar a problemas de comportamiento y aprendizaje.

¿Cómo puedo evitar o contrarrestarlo?

Algunos puntos son igual que con los adultos, pero siendo específicos se recomienda:

  • Realizar al menos 30 minutos de ejercicio al día
  • Consumir frutas y verduras (dieta balanceada)
  • Adaptar los tamaños de las porciones según la edad.
  • Limitar la ingesta de azúcares.

Si requieres un plan personalizado ya sea para algún pequeño o si te percataste que no sólo tu hijo, sino tú también lo padeces, en Orma Med tenemos el servicio perfecto para ustedes.

Con médicos reconocidos internacionalmente, puedes estar segur@ que estarás en las mejores manos.

Agenda tu cita y toma nuevamente el control de tu cuerpo; lleva una vida saludable y regala a tu cuerpo un organismo pleno.

Sé el primero en conocer nuestros paquetes y promociones