Guía de alimentación para el síndrome de intestino irritable Guía de alimentación para el síndrome de intestino irritable

Entre los diferentes padecimientos gastrointestinales, el síndrome de intestino irritable es uno de los más molestos, pero que puede controlarse. En esta nota conocerás que alimentos pueden afectar o mejorar esta condición médica.

¿Qué es el síndrome de intestino irritable?

El síndrome de intestino irritable es un padecimiento que afecta al intestino grueso. Puede causar cólicos abdominales, distensión y cambios en los hábitos intestinales. Esto se genera a partir de las contracciones en el intestino grueso, provocando dolor e inflamación, además de cólicos y gases excesivos.

¿Cómo se realiza el diagnóstico?

Al ser un padecimiento que tiene síntomas en común con otras enfermedades gastrointestinales, el diagnostico acertado requiere del análisis del historial clínico, así como de la experiencia del médico especialista con casos anteriores.

Para detectar el síndrome de intestino irritable se pueden realizar diversos exámenes médicos como los análisis de heces, de sangre y radiografías. Otro de los estudios que se realizan es la colonoscopía.

Tratamiento

Aunque aún no se sabe la causa de este padecimiento y no existe una, una de las formas de controlar los síntomas es a través de una alimentación adecuada. Alguna de las recomendaciones son:

  • Consumir alimentos con alto contenido de fibra: para este padecimiento, se recomienda consumir alimentos con contenido en fibra soluble como la avena y algunas frutas.
  • Evitar el gluten: Se recomienda evitar alimentos como la mayoría de los cereales, granos y pastas.
  • Beber mucho líquido: el consumo adecuado de líquidos tiene un efecto favorable en la digestión.
  • Comer en horarios adecuados: Comer todos los días a aproximadamente la misma hora para ayudar a regular el funcionamiento de los intestinos.
  • Hacer ejercicio regularmente: El ejercicio contribuye a aliviar el estrés, estimula las contracciones normales de los intestinos, mejorando el proceso digestivo.

Otra de las recomendaciones en alimentación es evitar alimentos que contienen cierto tipo de carbohidratos llamados FODMAP, como la fructosa y la lactosa ya que resultan difíciles de digerir. Entre los alimentos que contiene estos carbohidratos se encuentran:

  • Manzanas
  • Moras
  • Cerezas
  • Mango
  • Pera
  • Quesos y lácteos en general

Si sufres de alguna molestia estomacal o sospechas que padeces de síndrome de intestino irritable, agenda tu cita con Orma Med. Nuestros especialistas te darán el diagnóstico adecuado, realizándote los análisis clínicos necesarios y proporcionándote el  mejor tratamiento para ti.

Sé el primero en conocer nuestros paquetes y promociones